calidad

Montilla-Moriles: fuera tópicos y miremos “pa´lante”

Cuanto más me adentro en el mundo del vino, más me gusta, y cuanto más me gusta más valor otorgo a nuestros vinos de Montilla-Moriles, auténticos tesoros reconocidos por los más grandes enólogos del mundo. Veáse sin ir mas lejor el reciente artículo de Paco del Castillo cuyo título lo dice todo “Un gran tesoro… pero oculto”. No deja lugar a dudas.

dsc_2086

damajuanas

(más…)

Anuncios

Cerveza americana hecha en Córdoba

Hace ya unos meses, con la Asociación de Sumilleres, y a instancias de Antonio Cuesta de Editorial Almuzara, tuvimos la suerte de conocer a John Bell, estadounidense afincado y enamorado tanto de Córdoba como de la cerveza estadounidense. Tanto, tanto que decidió fabricarla aquí con el nombre de Cervezas la Gitanilla.

(más…)

CALAVERUELA, MÁS QUE QUESO: UNA FORMA DE VIVIR AL RITMO DE LA NATURALEZA

¿Qué es calaveruela?

  • es un cerro de la finca Monte Olivete

  • y una quesería en la aldea de la Coronada, a 3 km de la finca

  • y también es el queso que allí se elabora, de leche cruda de oveja y cortezas naturales,

  • pero sobre todo es una bandera que representa un proyecto diferente.

Y todo ello es el Valle del Guadiato, tierra de Fuente Obejuna, al norte de la provincia de Córdoba, donde el paisaje se engulle a través de sus manjares.

12594013_951634668263726_467507581515544667_o

Y calaveruela lo hacen (el queso) y de calaveruela proceden (del cerro) y calaveruela la llevan (la bandera), seis “calaveruelos”, a saber: Juan Naranjo y Consuelo Migueles -ingenieros agrónomos- junto con Dani, el encargado de la quesería. Y Coto, que pastorea y ordeña a las ovejas. Pero es Chari quien los vende en el Mercado de Fuente Obejuna y Esther en el de Vallehermoso de Madrid. Y es que, son ellos de vender en Mercados y tiendas especializadas, porque “son sitios donde se puede hablar del queso, del productor y de todas las circunstancias que lo rodean”.

(más…)

Los tesoros de Toro Albalá y un empujoncito “parker”, dos clave…s, para el éxito

Datan los orígenes de las bodegas Toro Albalá,  en Aguilar de la Frontera (Córdoba) allá por 1715, y se considera (con sus discusiones) la segunda bodega más antigua después de Alvear. Su ubicación actual es de 1922, y su sede una antigua central eléctrica, hecho que ha determinado mucho el nombre de los productos de su “marca”, pues… ¿quién no conoce el vino finoeléctrico” y su famoso envase en forma de bombilla?. Es su vino más conocido, de tono verdoso, “dicen que por la unión de las raíces de la vid con el olivo” (como le gusta recordar a José Mª Raya Trigo, su Director Comercial, en sus presentaciones).

Frases como “dame un calambrazo” o “cuántos voltios tiene este vino?” se han hecho populares en las tabernas con referencia a este vino.

La procedencia de sus caldos es de los pagos que la bodega posee entre esos 10 magníficos km que hay entre Aguilar de la Frontera y Moriles, donde el terreno se eleva más sobre el nivel del mar, y lo que les ha conferido a esos pagos el sobrenombre de “moriles alto”.

FullSizeRender

Sin embargo, el determinante de su expresión actual como moderna empresa se produce cuando en 2013 Robert Parker, conocidísimo gurú en el mundo del vino, da 100 puntos parker (lo máximo) en su revista “wine advocate a un vino dulce realmente excepcional de Bodegas Toro Albalá: Don PX Convento Selección 1946.

(más…)

La crisis renueva la hostelería

La crisis está renovando la hostelería. No cabe duda. Sólo hay que darse una vuelta por tabernas, bares y restaurantes y observar los cambios: las tapas mejoran en calidad y diseño, los aceites cada vez más personalizados, la carta de vinos se amplia, los envases más adecuados, los sistemas de conservación más evidentes, el personal queriendo saber más, los precios contenidos, …

04 02 G 615571_514938415184906_1515747_o

Las crisis siempre miran al sector como salida fácil, pero ojo, ya no vale cualquier cosa. La imaginación y el conocimiento resultan claves, y en este sentido el CLIENTE resulta crucial. Es el juez que dictamina quién sigue y quien no. Es por ello que va siendo hora de una hostelería orientada al CLIENTE de forma generalizada,  sin que ello signifique que desde el propio sector no se pueda enseñar. Se hace y mucho, pero también se ha de escuchar: nuestra asignatura pendiente. Esperemos aprobarla en este 2014 lleno de ilusión.