Empequeñece nuestro cata el vino de Montilla-Moriles?

A veces, desde el punto de vista puramente comercial, tengo la impresión que nuestro cata de vino, nuestra copa clásica, termina empequeñeciendo nuestros vinos en la mesa.
Me explico: te plantan en la mesa varias copas, grandes maravillosas, altas… Nuestro catavino queda un poco ridículo, como para algo corto o pasajero. Parece no poder seguir compitiendo con el resto de copas en la comida.
Pregunto a sumiller y enólogos: Es preciso y necesario ese catavino más allá de su, sin duda, belleza y tradición?
Creo que si nuestros vinos se sirvieran fríos, en copas de gran vino, escasos, limpios, brillantes…. Y se promocionarán, en barra y en mesa, como un vino nuestro, que todo viajero debe probar, como se hace en otras tierras, podrían tener mucha mas aceptación.
IMG_0066.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s